SECTORES


Desde la perspectiva del Diseño Centrado en el Usuario, y abordando los marcos de oportunidad que suponen la Manufactura avanzada, la Usabilidad avanzada y la Ciudad avanzada, se perfilan los principales ámbitos para el desarrollo de nuevos espacios de innovación desde el diseño.

Energía e Iluminación. Un diseño orientado al usuario que, además de desarrollar soluciones amigables y bidireccionales usuario-dispositivo, apuesta por la eficiencia energética y el desarrollo de usos eficientes, integrados en la vida diaria de los usuarios.

Movilidad y Transporte. Como sector de oportunidad para la innovación desde el diseño orientada hacia nuevas infraestructuras, dispositivos y medios de transporte, tanto privado como público pero también individual y colectivo, eficientes y sostenibles, que den respuesta a la escasez de espacio público y la exigencia de sostenibilidad medioambiental.

Ocio y Deporte. La multitud de ámbitos deportivos, la diversidad de sus practicantes y sus infinitas posibilidades generan oportunidades para el diseño de sistemas producto-servicio, más allá del diseño de objetos físicos, que respondan no sólo a las necesidades de la práctica deportiva sino también a necesidades complementarias que puedan ser de interés para el usuario.

Dependencia, salud, seguridad y niños. ¿Cómo mejorar los hábitos de vida? ¿Cómo varían nuestras necesidades a medida que nos hacemos mayores? El diseño centrado en el usuario responde a estas preguntas recurriendo a los propios protagonistas y diseñando productos que solucionan sus necesidades.

Robótica en nuevos entornos. El uso de automatismos en nuevos entornos hace de la robótica un campo en el que la innovación desde el diseño es fundamental a la hora de definir y responder las necesidades para las que son fabricados los nuevos robots en ámbitos tan dispares como el educativo, el terapéutico y de rehabilitación, el acompañamiento, el ocio, el hogar, el comercio, la hostelería…

Equipamiento urbano inteligente. El desarrollo de las Ciudades Avanzadas hace del entorno urbano un marco incomparable para la innovación y el diseño, dando protagonismo al equipamiento urbano ‘inteligente’ y permitiendo a los ciudadanos interactuar con estos elementos del paisaje urbano al tiempo que se convierten en elementos activadores de los espacios públicos.

Gráfico 10