CIUDAD AVANZADA


  • DESARROLLO DEL ENTORNO URBANO EN TORNO A LA TECNOLOGÍA, LA SOSTENIBILIDAD Y EL DESARROLLO SOCIAL
  • COMBINACIÓN DE PERSONAS, TECNOLOGÍA E INFRAESTRUCTURAS PARA UNA MEJOR CALIDAD DE VIDA
  • INNOVACIÓN CENTRADA EN LA PERSONA: ÓPTIMA COMPRENSIÓN DE SUS NECESIDADES Y SU SINGULARIDAD CULTURAL
La combinación de personas, tecnología e infraestructuras, a través de productos y servicios diseñados desde criterios de sostenibilidad, eficiencia, calidad de vida, conectividad o movilidad, da como resultado la nueva “Ciudad avanzada”, la smart city que debe hacernos la vida más fácil y agradable

Son infinitas las posibilidades de experiencias de uso (multidireccionales) orientadas a mejorar el ecosistema de relaciones persona-persona, de las personas con los objetos que forman la ciudad y de estos objetos con las personas, lo que genera oportunidades para el rediseño de la Ciudad desde la innovación mediante un modelo de desarrollo de la Ciudad en torno a la tecnología, la sostenibilidad y el desarrollo social de los entornos urbanos, siempre partiendo de la mejor comprensión de la singularidad cultural de sus habitantes

Gráfico 07.2

La combinación de personas, tecnología e infraestructuras, a través de productos y servicios diseñados desde criterios de sostenibilidad, eficiencia, calidad de vida, conectividad o movilidad, da como resultado la nueva “Ciudad avanzada”, la smart city que debe hacernos la vida más fácil y agradable.

Si la aplicación del Diseño Centrado en el Usuario a los procesos industriales de innovación consigue resultados mucho mejor conectados con las necesidades reales de las personas; si esta “Innovación centrada en el usuario” deriva en productos “servitizados” con experiencias de uso mucho más satisfactorias que mejoran la interacción entre las personas; y si cada ciudad es culturalmente diferente y la capacidad de interpretar sus características singulares es condición clave para el éxito de cualquier innovación; entonces ¿por qué no aplicar el DCU a la relación entre las personas y la ciudad?

Los espacios de innovación orientados al diseño de experiencias de uso más satisfactorias nos lleva al diseño de un carril bus en el que los autobuses eléctricos se recargan a medida que transitan por el mismo mediante un sistema inductivo de carga que utiliza el campo electromagnético para transmitir la energía necesaria sin conexión alguna.

O al rediseño de parquímetros inteligentes que ofrecen un precio determinado dependiendo del motor y del año de matriculación del vehículo, y que varían su tarifa dependiendo de los aparcamientos disponibles para favorecer la descongestión de determinadas áreas.

Un proceso de innovación orientado hacia productos servitizados diseña un alumbrado inteligente de la ciudad que, a partir de un sistema de control que considera criterios como la temperatura, el color, la uniformidad o el contraste de la luz, busca dar prioridad al viandante sobre las vías de circulación, mejorando así la seguridad y comodidad de los peatones, al tiempo que persigue la máxima eficiencia y optimización energética, con la finalidad de reducir gastos y respetar el medio ambiente. Personalizando además las calles, edificios y monumentos mediante diferentes tipos de iluminación

Son infinitas las posibilidades de experiencias de uso (multidireccionales) orientadas a mejorar el ecosistema de relaciones persona-persona, de las personas con los objetos que forman la ciudad y de estos objetos con las personas, lo que genera oportunidades para el rediseño de la Ciudad desde la innovación mediante un modelo de desarrollo de la Ciudad en torno a la tecnología, la sostenibilidad y el desarrollo social de los entornos urbanos, siempre partiendo de la mejor comprensión de la singularidad cultural de sus habitantes.